miércoles, 24 de diciembre de 2014

Pequeños grandes actores



Con motivo de la finalización del ciclo lectivo 2014, el acto de fin de curso se transformó esta vez por un rato en teatro. La propuesta este año se trató de llevar a escena fragmentos del musical infantil Derechos torcidos de    Hugo Midón y Carlos Gianni. Dicha adaptación estuvo a cargo de la docente Gabriela Cura y de la Maestra Bibliotecaria del Turno Mañana. Hubo también otra particularidad: Cada grado de la escuela tuvo su representante en el escenario y dichos representantes fueron elegidos mediante votación por sus propios compañeros. 

Derechos torcidos cuenta la historia de un grupo de chicos  huérfanos que viven en una casa comunitaria a cargo de su coordinador, Pocho Machaca, de 25 años. A través de la música, con guiños de realidad, ternura y amistad, todos van descubriendo cuáles son sus derechos y la mejor forma de hacerlos valer.

Queremos felicitar nuestros/as actores y actrices por su desempeño, soltura y compromiso.

Ellos y ellas son:

Matías de 6ºA, como POCHO MACHACA.

Valentina de 6ºB, como MARUCA.

Ulises de 5ºA, como EL COLIBRÍ.

Nicolás de 5ºB, como EL CABLE.

Lucía de 4ºA, como MARGARITA.

Melody de 4ºB, como PATA CLARA.

Micaela de 3ºA, como LA CHINCHILLA LANIGER.

Gonzalo de 3ºB, como GALLITO DE VELETA.

Santiago de 2ºA

Camila de 2ºB

Kimberly, Catalina y Diego de 1ºA

Maxi de 1ºB


¡¡¡A tod@s : Aplauso y chapeau!!!



Los chicos saludan al público y reciben el aplauso final



Por último, compartimos la letra de la canción final  que da plena cuenta del espíritu de la obra:


Derechos derechos

Miramos la misma luna,
buscamos el mismo amor,
tenemos la misma risa,
sufrimos la misma tos.

Nos dan las mismas vacunas
por el mismo sarampión,
hablamos el mismo idioma
con la mismísima voz.. 

Estribillo
Yo no soy mejor que nadie
Y nadie es mejor que yo
por eso tengo los mismos derechos,
que tenés vos. 

Cantamos el mismo himno,
con el mismo corazón.
Tenemos las mismas leyes,
la misma Constitución.

Pisamos la misma tierra,
tenemos el mismo sol.
Pinchamos la misma papa,
con el mismo tenedor.

Yo no soy mejor que nadie
Y nadie es mejor que yo
por eso tengo los mismos derechos,
que tenés vos. 

   

No hay comentarios: